22 dic. 2011

Vale, no niego que sea una borde.


Soy una descarada y todo lo que quieras. No, no puedes hacerme cambiar de opinión fácilmente, sigo haciendo las cosas aunque me equivoque, solo por orgullo. Un día puedo ser pesimista hasta la médula y el siguiente la más optimista que conozcas. Vale, suelo ser pesimista... pero es que prefiero que las cosas buenas me sorprendan y que las malas no me pillen desprevenida. También pienso que los finales felices no existen, si no que son solo historias sin acabar. A veces me siento mal al darme cuenta de que tengo amigos a los que solo llamo cuando les necesito, y cuando me necesitan ellos no estoy ahí. No es fácil entenderme, en realidad, eso no es posible. También hay días que me doy asco. Y como todos, también hay días que pienso que habría sido mejor no salir de la cama. Puede que sea un poco bipolar, o un poco mucho. Quizás me enfade sin que sepas por qué y dentro de un rato yo tampoco lo sabré. Soy un caso perdido, que quieres que te diga. Sí, tengo todos los defectos que ves y más, pero no porque a ti no te gusten voy a cambiar, así soy yo y así seguiré siendo, y si no te gusta no mires.

6 comentarios:

  1. te sigo , sígueme http://www.conuntoquedeternura.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. olaaa me encanta tu blog te sigo desde ya mismo :) este es el mio por si te interesa :)
    http://mirinconestacional.blogspot.com/
    besooos ^^

    ResponderEliminar