1 ene. 2012

Siempre voy a estar para todo.

No soy esa clase de amigas que te llaman todos los días para hablar de cosas porque simplemente no te voy a contar nada nuevo, ni las que si no le cuentas algo te va a perseguir para que se lo cuentes. No soy esa clase de amiga que va a intentar solucionarte los problemas, yo te doy mi opinión y nada más porque si para algo es problema tuyo es para que lo resuelvas tú sola. Tampoco soy esa clase de amiga que te va a dar besos y abrazos todos los días. Simplemente soy esa clase de amiga que va a estar contigo cuando estés mal, que es capaz de sacarte una sonrisa cuando los demás no pueden, la que siempre te va a apoyar en todo lo que pueda y a la que le puedes contar todo porque ella no lo va a decir. Pero también soy esa clase de amiga que se enfada por cualquier cosa de mal gusto y para volver a recuperarla hace falta más que un simple perdón.


2 comentarios:

  1. ¿Pero sabes que? Esas son las amigas de verdad, las que actúan mediante los actos y no mediante la palabrería..
    Me gustó mucho tu blog! Te dejo el mío http://colligevirgorosam.blogspot.com Si me dejas un comentario y me sigues haré lo mismo ! Gracias por tu atención y que tengas un día genial, un beso ♥

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no hay que seguir un prototipo de amiga fijo, creo que las verdaderas amigas son con las que puedes contar siempre. Un besazo! Gracias por pasarte! :D

    ResponderEliminar